Si mon candidat était une pop-star

23 abril, 2012 § Deja un comentario


Este post se publicó originalmente en nuestro otro blog.

 

Ça y est. Las elecciones francesas comenzaron. Ayer domingo 23 de abril, tuvo lugar la primera ronda. En total se enfrentaron diez candidatos de todo el espectro político. Resultó ganador el candidato socialista, François Hollande, con 28.63%, seguido del presidente saliente Nicolas Sarkozy con 27.18% de la UMP. El dato amargo es que la xenófoba derecha extrema, representada por Marine Le Pen, hija de Jean-Marie Le Pen, logró su mejor porcentaje de su historia: 17.90% del electorado francés piensa que el partido racista y nacionalista Front National, es mejor opción que cualquier otra fuerza política. Da miedo.

Pero además de estos tres grandes de la elección francesa, hubo otros candidatos casi igual de populares, pero con menos posibilidades: el candidato de un frente de izquierda que reúno a comunistas y socialistas radicales, Jean-Luc Mélenchon, así como el candidato centrista François BayrouEva Joly, por los ecologistas (que aquí son un verdadero partido de izquierda); Philippe Poutou, por el Nouveau Parti Anticapitaliste (Nuevo Partido Anticapitalista, izquierda); Nicolas Dupont-Aignan, por Debout La République (La República de Pie, derecha gaullista), Nathalie Artaud, por Lutte Ouvrière (Lucha Obrera, comunista trostkysta) y Jacques Cheminade, por Solidarité et Progrès (Solidaridad y Progreso, derecha moderada).

Irónicos como son los franceses, poco antes de las elecciones, los reporteros de Le Monde se divirtieron pidiéndola a los lectores que recomendaran canciones para publicar una serie de listas de canciones más representativas de los candidatos. Si ya conocen a uno o varios de esos políticos franceses, les recomiendo que se den una vueltesita, si no, es una manera de darse una idea de sus personalidades y propuestas.

Todas las imágenes y todas las canciones las tómamos, íntegras, del blog de Le Monde, “A la recherche des sons perdus“:

Para François Hollande, la compilación se llamaría algo así como Alone Together, e incluiría:


Angry Samoans – Are You a Square ?

Noir Desir – A l’envers a l’endroit

Ludwig von 88 – Oui Oui et la voiture jaune

The Who – Substitute

Daniel Darc – C’est moi le printemps

Jacques Dutronc – L’idole

Public Image Ltd – Socialist

Stan Ridgway – I Wanna Be A Boss

Moondog – I’m This, I’m That

Le Grand orchestre du Splendid – Le grand méchant mou

Eagles of death metal – How can a man with so many friends feel so alone

Police – So Lonely

The Strokes – Alone Together

Cliff Edwards – When I See An Elephant Fly

TTC & DJ Vadim – L’art d’écouter 

Blur – Charmless Man

Florent Marchet – Je m’en tire pas mal

The Libertines – Time for Heroes

Delroy Wilson – Better Must Come

Low – Lion/Lamb

Rolling Stones – Cocksucker blues

La compilación L’Homme Pressé (El hombre presionado), de Nicolas Sarkozy, presenta éxitos como:

Jacques Dutronc – L’opportuniste

Noir Désir – L’Homme Pressé

Minor Threat – Small man, Big mouth

James Brown – I Got Ants In My Pants

La Rue Kétanou – Tu parles trop

Renaud – Jojo le démago

Hanni El Khatib – You Rascal You

Les Fatals Picards – la France du Petit Nicolas

George Brassens – Les copains d’abord

Gang of Four – Not Great Men

Michel Sardou – Ils ont le pétrole mais c’est tout

Mel Brooks – It’s Good To Be The King

Saïan Supa Crew – Angela

Alain Bashung – Résidents de la République

Keny Arkana – Nettoyage au Karcher

Renaud – Hexagone

Suicide – Fast Money Music

Nine Inch Nails – Discipline

Les Ogres de Barback – Le petit Nicolas

Eurythmics – I saved the world today

Lou Reed – Vicious

Sisters of Mercy – First and Last and Always

Si Marine Le Pen no se hubiera presentado a las elecciones, quizás estaría lanzando los éxitos de su compilación Behind Bleu-Blanc-Rouge Eyes:

Morrissey – The National Front Disco

Philippe Katerine – le 20.04.05

Svinkels – Front contre front

Paul Overstreet – Sein’ My Father in Me

INXS – Suicide blonde

Les Olivensteins – Pétain, Darlan, c’était le bon temps

Asian Dub Foundation – Fortress Europe

The Who – Behind Blue Eyes

Bérurier Noir – Porcherie (Live)

Led Zeppelin – Immigrant Song

Sinsemilia – La flamme

Noir Désir – Un jour en France

La Rumeur – 365 Cicatrices

The Melvins - Joan of Arc

Casey – Libérez la bête

Georges Brassens – La ballade des gens nés quelque part

Jarabe de Palo – En lo puro no hey futuro

David Bowie – She shook me cold

IAM – Nés sous la même étoile

Bob Dylan – Idiot Wind

Discharge- Free speech for the dumb

Brigitte Fontaine – La viande

No one is innocent – La Peur

Paul Simon – Oh, Marion

Renaud – Elle est facho

Jean-Luc Mélenchon enardecería las masas con los títulos de su compilación A Tsar is Born:

Ridan – Passe À Ton Voisin

Jean Ferrat – Ma France

James Brown – I Don’t Want Nobody to Give Me Nothing (Open Up the Door I’ll Get It Myself

Olivensteins – Je Hais Les Fils de Riches

Quilapayun – El Pueblo Unido Jamas Sera Vencido

Les Wampas – Georges Marchais

Morrissey – Journalists who lie

Rage against the machine –  Voice of the voiceless

Noir Désir et Brigitte Fontaine- L’Europe

Big Youth – Color Red

Motörhead – Eat the rich

Elista – Je suis une nuit de tempête

Trust – Antisocial

HK & les Saltimbanks – On lâche rien

Gang Of Four – Capital (It Fails Us Now)

Sepultura – Refuse/Resist

Aus-Rotten – That system work for them

Carly Simon – You´re so vain

Shantel – Disko Partizani

John Lennon – Working class hero

Stealers Wheel – Stuck in the middle with you

Kansas – Carry on my wayward son

Neil Young – Everybody knows this is nowhere

De La Soul – Me, Myself and I

La grande Sophie – Du Courage

Joe Jackson – You can’t get what you want (Till you know what you want)

Morrissey – I know it’s gonna happen someday

Telepopmusik – Let’s Go Again

Otis Wright – It Soon Be Done

The Kinks – I’m not like everybody else

Sage Francis – Call me François

The Flaming Lips – Waitin’ for a superman

Serge Reggiani – Il suffirait de presque rien

Will Oldham – I Am Still What I Meant To Be

Buena Vista Social Club – Orgullecida

Alain Souchon – Ultra moderne solitude

 Phoenix – Consolation Prizes

Vic Chesnutt – Flirted With You All My Life

Aggressive Agricultor – Ma charrue n’avance plus

Joy Division – Candidate

Hüsker Dü – Indecision Time

Jean-Jacques Goldman – Je marche seul

Fréhel – La Der des der

Eva Joly arrancaría suspiros con Green Girl from the North Country, haciendo honor a su patria de nacimiento, Noruega, y la de adopción, Francia:

http://grooveshark.com/widget.swf

Philippe Poutou haría profesión de humildad con I’m Not The One:

The Redskins - Keep on Keepin’on

Les Sales Majestés – Camarade

Pierre Desproges – Ça, ça fait mal à l’ouvrier

Leo Ferré – Ils ont voté

Gilian Hills – Zou bisou bisou

The Jam – (Just who is) the 5 o’clock hero

The Kinks  – A well respected man

The Gathering – Red is a slow colour

Évariste – La Révolution

Black Keys – I’m not the one

Youngblood Brass Band – Is That a Riot?

Yvan Marc – Un monde de grève

Je Vous Déteste – La Jeune Garde 

Stupeflip – A bas la hierarchie

Billy Bragg – Which side are you on

Tennessee Ernie Ford – Sixteen tons

Richard Desjardins – Le bon gars

Ludwig von 88 – Lapin Billy s’en va t-en guerre

Les Charlots – Merci patron

Nicolas Dupont-Aignan haría una reivindicación con Ne m’appelez plus jamais NDA (No vuelvan a llamarme NDA)

Véronique Sanson – Monsieur Dupont

Françoise Hardy – Laisse-moi rêver

Téléphone – Crache Ton Venin

Vanessa Paradis – Made in Asia

Jacques Higelin – Aux héros de la voltige

Bobby Lapointe – Petit homme qui vit d’espoir

Tyler The Creator - Radicals

Sepultura – We Who Are Not As Others

Radiohead – No surprises

Michel Sardou – Ne m’appelez plus jamais France

Tal – Le Droit de Rêver

The Do – Stay just a little bit more

Bernard Lavilliers – Mains d’or

Carte de Séjour – Douce France

Frank Zappa – What’s The Ugliest Part Of Your Body

The Fall – Last chance to turn around

Jacques Dutronc – Merde In France (Cacapoum)

Les Cowboys fringants – En Berne

Laibach – Now you will pay

Nathalie Arthaud, armaría conciertos radicales con su La Révolution n’est pas un pique-nique (La Revolución no es un picnic):

Y Jacques Cheminade, sería tan ameno como el título de su compilación: Un Homme a Disparu dans le ciel (Un hombre desapareció en el cielo):

Camille – Mars is no fun
Pink Floyd – Interstellar overdrive
Amon Tobin –  Back from space
Rockin’ Squat – Pouvoir Secret
Röyksopp – In Space
Frank Sinatra - Fly me to the moon
Gérard Palaprat – Un Homme A Disparu Dans Le Ciel
Voivod – Forgotten in space
Babylon Zoo – Spaceman
The Rezillos – Flying saucer attack
REM – Man on the Moon
Pierre Vassiliu – Qui c’est celui là ?
The National – Secret Meeting
Elton John – Rocket Man
Placebo – Mars Landing Party
David Bowie – Life on Mars ?
Hervé Cristiani – Dans les étoiles noires
The Kinks – I’m Not Like Everybody Else
Paul McCartney et les Wings – Venus and Mars

Los pintores de Montmartre

19 abril, 2012 § Deja un comentario


¿Cómo dejar fuera los pintores que invaden el turístico barrio de Montmartre?

Montmartre siempre ha estado inundado de artistas: Toulouse Lautrec, Pissaro, Steinlein, Modigliani, Utrillo, Poulbot, sin olvidar Renoir y Van Gogh. Hoy, sigue siendo el lugar de encuentro de numerosos pintores que se ganan la vida haciendo retratos, caricaturas y paisajes que venden a turistas y locales por precios que van desde los 50 € hasta 1000 € o más.

Esta fotografía la tomé en un domingo de misa, 8 de abril, mientras le mostrábamos el barrio a la mamá de Radinito.

Peintre à Montmartre

Pintor en el barrio de Montmartre, París. (Foto : Ratonet)

Y esta segunda foto es de 2009.

Retratos, Place du Tertre en Montmartre, París

Retratos, Place du Tertre, París

momentos decisivos

15 abril, 2012 § 1 comentario


Henri Cartier-Bresson/Paul Strand. Mexique. 1932-1934, Fundación Henri Cartier-Bresson, París, del 11 de enero al 22 de abril de 2012

Los momentos, los eventos, cuando pasan, lo hacen para siempre. La dificultad de definir el presente radica en que es inalcanzable. Se escapa como si fuera agua entre las manos: cuándo aún no ha sido, ya fue o, en el mejor de los casos, el presente está siendo. Algunas expresiones de la fotografía y del cine son quizás las únicas artes que pueden capturar el presente. La pintura y la literatura se dirigen necesariamente al pasado, mientras que el resto se sitúa, en general, en el reino de lo imaginario.

El fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson (1908-2004), padre del fotorreportaje, había entendido perfectamente esta relación entre la fotografía y el presente, y afirmaba que “el momento decisivo” es aquél que queda plasmado en un cliché. Para plasmar este momento, el artista – el fotógrafo -si tiene suerte, cuenta con tan solo unos segundos. Unos minutos son una eternidad. Y más en el caso de Cartier-Bresson, quien impulsó la técnica de la photographie à la sauvette, o candid photo: fotos que se toman sin el permiso del modelo, a veces sin que sepan. Los modelos son retratados en su cotidianeidad, en su completa espontaneidad.

Paul Strand
Fuente: jongoellphotography.com

Paul Strand (1890-1976), fotógrafo estadounidense, afinó el concepto de “momento decisivo” al afirmar que éste no se limita al momento captado. Para Strand, consiste en el momento en el que el fotógrafo decide capturar la imagen que observa.

Ambos fotógrafos viajaron a México entre 1932 y 1935. Tras la invitación del entonces Secretario de Educación Pública, Carlos Chávez, Paul Strand pasa dos años en el país. Quedó fascinado por la artesanía indígena, las imágenes religiosas y los paisajes urbanos de la Ciudad de México y de Michoacán. El gobierno mexicano le confíó la realización de la pelicula Redes, docuficción sobre la explotación de los pescadores de Alvarado, Veracruz. Regresó a Nueva York en 1935, pero en 1949 debió exiliarse debido al mcarthismo. Sus días terminaron en Francia, trabajando intensamente.

Henri Cartier-Bresson
Fuente: http://www.henricartierbresson.org

Por su parte, Henri Cartier-Bresson, llegó a México en julio de 1934, formando parte de una comisión internacional para realizar la Autopista Panamericana. Debido a la falta de fondos prometidos por el gobierno mexicano, la comisión fue disuelta, pero Cartier-Bresson decidió quedarse en el país con sus propios medios. Cartier se interesó sobre todo en la gente: prostitutas, borrachos, niños y sobre todo familias indígenas.

Ambos fotógrafos se encontraron en 1935 en Nueva York, y Cartier-Bresson inició su aprendizaje cinematográfico con Strand. Seguro compartieron experiencias de sus viajes por el país. De esos viajes, la galería de la Fundación Henri Cartier-Bresson, en París, logró reunir 90 fotografías en blanco y negro provenientes de colecciones francesas, mexicanas (Fundación Televisa, quienes, por cierto, acaban de adquirir 250 fotografías del trabajo de Paul Strand en México) y españolas (colección IVAM-Valencia).

Organizadas por autor, en dos salas, podemos admirar retratos, paisajes desérticos, figuras religiosas y escenas cotidianas de un gran dramatismo, que reflejan la cruda pobreza que desde entonces azota a nuestro país o la sencillez de las familias indígenas. En una de las fotografías de Paul Strand, que desgraciadamente sólo está disponible en el catálogo, se observa a una vendedora que espera sentada en la banqueta, mirando hacia su costado izquierdo, quizás buscando a su marido, a su hijo o a algún marchante. Su ropa corresponde a la de las clases más necesitadas: huipil y falda. En su mano derecha se observa una sortija de matrimonio y de una de sus orejas cuelga un arete que seguramente tiene su par del otro lado, invisible para nosotros. Dentre de toda esa pobreza y sencillez, son precisamente esos mínimos detalles (de las que podrían ser sus únicas joyas o incluso el único patrimonio de su familia), los que revelan la dignidad y la elegancia de una mujer anónima, en un país para ese entonces lejano de todo.

Paul Strand, "Mujer de Alvarado", Veracruz, 1933.
© Aperture Foundation Inc., Paul Strand Archive

Aunque no es la misma, la fotografía titulada Woman of Alvarado, muestra una mujer joven, casi una adolescente, cuya similitud con el cuadro de Johanes Vermeer es tentadora. La mujer de Alvarado mira hacia la derecha del espectador y deja ver todo su perfil, iluminado en parte por el sol. El huipil le cubre parte de la cabeza, dando una consistencia geométrica a toda su figura, y resaltando el color blando de su blusa. El fondo es prácticamente neutro, por lo que toda la atención se centra en el destello de luz del rostro de la joven, de la misma manera que Vermeer centra la atención del espectador en el destello del arete de su modelo.

Johannes Vermeer, "Joven con arete de perla"

En otra fotografía Henri Cartier-Bresson sorprende a parte de una familia asomándose a una ventana. Una mujer joven sostiene entre sus brazos a un bebé desnudo. Se encuentra rodeada por un grupo de tres niñas y un niño, que parecen ser sus hijos. Detrás, otra mujer, no mucho más vieja que la primera, observa toda la escena. Como si fuera el retrato por excelencia del matriarcado o una especie de genealogía de la Virgen María (Santa Ana al fondo, María cargando al Niño Jesús, y sus supuestas hijas María Cleofas y María Zebedeo, junto con el pequeño Juan Bautista y la Verónica), Cartier-Bresson ofrece en un istante un paralelo realista y lleno de pobreza de la familia mística cristiana.

Henri Cartier-Bresson, "Mexique",1934
© Henri Cartier-Bresson/Magnum. Collection Fondation Henri Cartier-Bresson

Vean por aquí el sitio de la exposición.

Un video informativo (en francés) por aquí:

http://www.dailymotion.com/embed/video/xp40cr
“Mexique 1932-1934″ Henri Cartier-Bresson et… par telerama
Y otras fotos exhibidas aquí abajo:

Henri Cartier-Bresson, "Mexique",1934
© Henri Cartier-Bresson/Magnum. Collection Fondation Henri Cartier-Bresson

Henri Cartier-Bresson, "Prostituta, Calle Cuauhtemoctzin", México 1934
© Henri Cartier-Bresson/Magnum. Collection Fondation Henri Cartier-Bresson

ritos y diferencias

15 abril, 2012 § Deja un comentario


Andrew Haigh (dir.), Week-End [Fin de semana], Tom Cullen (Rusell), Chris New (Glen), Reino Unido, The Bureau, Glendale Picture Company, 97 mins.

En general, podríamos afirmar que los homosexuales tienen pocas representaciones cinematográficas similares a los dramas comunes y corrientes “heterosexuales”. Representaciones más realistas pueden encontrarse en películas como Philadelphia (1993) de Jonathan Demme y Broke Back Mountain (2005) de Ang Lee, las que quizás marcan un antes y un después en el cine comercial, por ser películas de temática gay muy comercializadas.

La forma de abordar el tema de la homosexualidad pasa por la lucha política, como en Harvey Milk (2008) de Gus Van Sant, biopic muy relevante sobre el influyente político californiano, o por la denuncia social, como en Boys Don’t Cry (1999) de Kimberly Peirce; por la psicología de los adolescentes, como en  la inglesa Beautiful Thing (1996) de Hettie MacDonald, la belga Ma Vie en rose (1997) de Alain Berliner, o la argentina XXY (2007) de Lucía Puenzo; o por medio de tragicomedias como I Love You Philipp Morris (2009) de Glenn Ficarra y John Requa, Beginners (2010) de Mike Mills y más recientemente la francesa Tomboy (2011) de Céline Sciamma.

Andrew Haigh, por su parte, ofrece una historia más intimista. La mayoría de las películas que mencionamos arriba tienen una fuerte carga de lo que me gustaría llamar “responsabilidad pública”. Es decir, en las historias el aspecto de la publicidad tiene un peso muy grande y definen en todo o en parte el desenlace: una agresión, una campaña política, un barrio o un entorno homofóbico, una malformación genética… . En Week End el aspecto público de la sexualidad se da por sentado. Haigh no se interesa por los padres, la familia o los amigos de los personajes gays que se salen del clóset. Se interesa, en primer lugar, por la importancia que tiene para sus personajes ese “rito de iniciación” que consiste en decir: “Mamá, papá, familia, amigo, soy gay. Me gustan los chicos, no las chicas”.

Chris New (izquierda) y Thom Cullen (derecha)

En un fin de semana, la vida de Rusell y Glen va a quedar profundamente marcada. Ambos son homosexuales y, cada uno  a su manera, busca su lugar en el mundo. Rusell de manera más bien discreta, sin darle mucha importancia a su homosexualidad. Glen con una militancia muy personal, sin caer en los estereotipos. Ambos son muy distintos: Rusell es deportista, vigilante en una piscina y muy detallista. Glen fuma, es artista y pragmático en la vida cotidiana.

Los dos se conocen durante una noche de copas, terminan haciendo el amor y la conversación del día siguiente – la que Glen quiere grabar en todos sus detalles para un “proyecto artístico” sin determinar” –  los llevará a una relación de tan sólo dos días, pero tan intensa como si fuera de años. Llega un momento sorpresivamente difícil para ambos, el de la separación, en el que tienen que reconocer sus sentimientos a riesgo de negar sus propias convicciones, por distintas que ellas sean.

En palabras de Haigh, se trata de una historia simple, que busca encontrar una especie de inocencia entre dos personas que buscan el amor, de alguno u otra manera. Y lo encuentran precisamente en sus diferencias, como si el uno y el otro encontraran una parte que les hace falta en cada uno, precisamente en aquéllo que son diferentes. La primera mañana en la que despiertan juntos, Rusell le dice a Glen – quien está grabando su “entrevista” – : “Siento no haber estado a la altura de tus expectativas”. Es el momento en el que ambos hombres se dan cuenta de que sus expectativas están puestas en sí mismos, y no en el mundo exterior, aunque no lo admitan inmediatamente.

Y en mi opinión, una historia pequeñita, que dice tanto.

No olviden echarle un ojito al sitio oficial, que me parece muy, muy, muy, muy elegante, como la peli misma, que fue galardonada en hartos festivales. Y el trailer es por acá:

Postscriptum

Me quedé pensando toda la noche y todo el día de hoy en esta película. Platicando con Ratonet de algunos aspectos de la película, me di cuenta que me faltó hacer hincapié en la estabilidad. Me explico: los personajes, Glen y Rusell, buscan por vías distintas encontrar una relación estable. Quizás sea Glen el más recalcitrante a aceptarlo y Rusell parezca un romántico. Como sea, ambos buscan la estabilidad. Andrew Haigh no sólo lo pone en la boca de sus personajes, sino que también en la manera de filmar: la última escena donde Glen y Rusell hacen el amor, está filmada como cualquier otra escena de sexo heterosexual. En cualquier otra película sería “el camazo” de rigor, donde los protagonistas -heterosexuales- forzosamente tienen que tener relaciones sexuales. Pero en esta película, aunque a algunos les pueda parecer distinto por tratarse de una pareja homosexual, Haigh la presenta como si fuera una escena cualquiera entre las miles de escenas sexuales, más o menos explícitas, de las películas románticas de todo origen. En resumen: en su banalidad está su carácter excepcional, pues busca la estabilidad.

Por último, la psicología de los personajes es importante también. En ningún momento de la historia los personajes se dicen “Te amo”, aunque parece que estén a punto de hacerlo (lo siento por el spoiler). Ya dijimos que parecen complementarios, lo cuál sería muy sencillo para la historia. En cambio, la separación es un hecho fatal, en el sentido de que es inevitable y el hecho de haberse conocido es más bien doloroso, dado el momento en el que sus caminos se cruzaron. En dos días Glen debe partir para instalarse en los Estados Unidos, y no sabe si volverá a Inglaterra. Pero además, la situación de cada uno está definida por su pasado. Rusell no ha tenido el “rito de iniciación gay” que consiste en salirse del clóset frente a su familia, por la sencilla razón de que es huérfano. Su entorno laboral, profundamente machista, lo obliga a ser más o menos discreto. De ahí que no tenga un grupo de amigos gays y sus experiencias sexuales las plasme en un diario íntimo, que nadie más que él – y más tarde Glen – conoce.

Por el contrario, Glen, quien sí se salió del clóset, gozó de una educación más o menos privilegiada y sus conocimientos le permiten asumir una actitud cínica frente al ambiente gay. Para él, los gays no son distintos a los heterosexuales: son exactamente los mismos cretinos e hipócritas. La única diferencia es que bailan más. Su búsqueda de estabilidad, al contrario de las apariencias es más sentimental que la de Rusell, sólo que la enmascara en un halo de intelectualidad y actitud artística. De ahí su misterioso proyecto que consiste en entrevistar a sus compañeros sexuales la mañana siguiente. No sabe qué hará con estas entrevistas, pero el siente la importancia de recopilar sus experiencias.

La – un poco larga – discusión que mantienen a media película, los lleva a la misma conclusión por medios distintos. Rusell desea la normalidad de las relaciones homosexuales mediante la armonización de la sociedad, por la aceptación pacífica de unos y otros. Glen la desea mediante el militantismo y el reconocimiento del pecado machista de la sociedad en general, y de la superficialidad del mundo gay. Detrás de ambos discursos se encuentra, simplemente, la soledad empedernida de uno y las heridas pasadas de otro.

Feliz Cumpleaños

12 abril, 2012 § Deja un comentario


Este post fue publicado originalmente en nuestro otro blog, El Concierto de mi viejo.

La visita de mi mamá coincidió con el cumpleaños de mi papá, el domingo pasado. Para haber sido su primer cumpleaños en el que su ausencia es definitiva, creo que lo pasamos mejor de lo que esperábamos. La nostalgia y la alegría se mezclaron a los quesos y jamones que pedimos en honor del hombre que tanto quisimos y cuya partida nos hace olvidar sus defectos y admirar sus virtudes – sí, mi papá es el más alto de todos. De pronto, entre anécdotas y bromas, sorprendía a mi mamá con una mirada perdida, recordando quién sabe cuál escena, momento o frase de mi viejo, de nuestro viejo…

Qué pronto te fuiste papá… Cuántos cumpleaños te faltaron celebrar con nosotros… Por eso le insistí a mi madre que fuéramos a aquel restauransito en el que te la pasaste tan bien la última vez que estuvimos juntos, en el que echaste quién sabe cuántos chistes. Como siempre, yo hacía como que no me causaban risa, pero espero que te hayas dado cuenta que lo hacía para que siguieras intentando hacerme reír y siguieras haciendo tus bromas simples y bien intencionadas. Y entre todos – mi mamá, mi tío, mi pareja, una amiga, tu ausencia y yo -, creo que lo pasamos mejor de lo que esperábamos. Queriéndote y celebrando que en 1950 naciste e iniciaste nuestra historia.
Y así como te gustaba la ironía y los juegos de semejanzas, todo el día traje en la cabeza el último Feliz Cumpleaños que te dediqué y que vuelvo a dedicarte:
Peter Heidrich (1935), “‘Happy Birthday’ Variations” (1994):
Thema 00:01
A la manera de Joseph Haydn 00:28
A la manera de Wolfgang Amadeus Mozart 01:46
A la manera de Ludwig van Beethoven 02:30
A la manera de Johannes Brahms 03:30
A la manera de Robert Schumann 04:28
A la manera de Antonin Dvorák 06:02
A ritmo de polka/vals 06:35
A la manera de una película muda 07:29
A ritmo de ragtime 08:27
A ritmo de tango 08:59
A ritmo de czardas 09:59
Extraído de: Happy Birthday, Gidon Kremer, Kremerata Baltica, Alte Reitschule, Nonesuch, 66’47

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para abril, 2012 en Se destetó Teté.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 137 seguidores

%d personas les gusta esto: