Espíritu de niño

16 mayo, 2015 § Deja un comentario


B.B. King murió.

Aunque en su colección no había muchos discos del Rey del Blues (sólo Blues Summit de 1993 y Riding With the King, de 2000), mi viejo me habló algunas veces de él, siempre con mucha admiración. Y aunque él mismo no hizo carrera en la música (ya lo ven: iba a ser rockero, pero tuvo dos hijos), viniendo de un guitarrista, los elogios a otro guitarrista deben tomarse muy en serio.

Aunque en general el álbum Blues Summit fue bien recibido por el público, los críticos no lo consideran como uno de los mejores de B. B. King. Se le suele reprochar la irregularidad en el estilo de los duetos y lo “main stream” de la producción.

Ciertamente, King y su representante, Sid Seidenberg, quisieron aprovechar la moda de principios de los años noventa de grabar recopilaciones de duetos de blues: los ejemplos más importantes quizás fueron los de John Lee Hooker y su disco The Healer de 1989, en compañía de Carlos Santana, Bonnie Raitt, Robert Cray, Canned Heat, Los Lobos, George Thorogood y Charlie Musselwhite; y el de Buddy Guy, quien en 1991, publicó Damn Right, I’ve Got the Blues, con Jeff Beck, Eric Clapton, Mark Knopfler y The Memphis Horns.

La grabación tardaría todavía algunos meses. B.B. King aceptó primero algunas invitaciones de Gary Moore para tocar en vivo juntos. En seguida, Andy McKaie, responsable del catálogo de blues de la MCA diseñó el plan junto a King y Seidenberg. La lista de invitados es espectacular. La riqueza de ese disco, a pesar de sus defectos, se encuentra en la variedad de los músicos y de los géneros abordados. Desde las leyendas vivientes Lowell Fulson y John Lee Hooker, hasta el joven Joe Louis Walker, la lista de artistas es más que impresionante: Robert Cray, Katie Webster, Buddy Guy, Koko Taylor, Etta James, Albert Collins, Ruth Brown, Irma Thomas.

Ese disco es una muestra del carácter pragmático de King. Casi con 70 años de edad al momento de grabarlo, creo que estaba más concentrado en tocar con artistas que conocía y respetaba, que en lograr una obra maestra.

En el artículo póstumo publicado en The New York Times, Tim Weiner recuerda una conversación con William Ferris, fundador del Center for Southern Folklore, durante la cual King cuenta cómo se decidió a tocar blues:

Cuando trabajaba en la plantación en Misisipi, debía trabajar de lunes al mediodía del domingo. Iba a la ciudad los domingos por la tarde, me sentaba en una esquina y comenzaba a tocar.

Ponía un sombrero, una caja o algo frente a mí. La gente que me pedía que cantara gospel siempre era muy respuetuosa, y me decía: “Hijo, eres muy bueno. Sigue así. Algún día serás conocido”. Pero nunca echaban nada en el sombrero.

Pero la gente que me pedía que cantara un blues siempre me daba alguna propina o me pagaba una cerveza. Siempre hacían algo así. A veces llegaba a juntar 50 o 60 dólares en un domingo. Ahora sabes por qué soy cantante de blues.

Otra anécdota, consignada en la biografía escrita por Sebastian Danchin (B. B. King, Paris, Fayard, 2003), cuenta que B.B. King poseía una colección de más de treinta mil LPs que luego donó a la Universidad de Misisipi. El poco tiempo libre que le quedaba entre conciertos, lo dedicaba a grabar en casete o CD algunos de sus viniles para después llevarlos consigo durante sus giras y hacerlos escuchar a quien se interesara: Blind Lemon, Lonnie Johnson, Sonny Boy Williamson…

Espíritu de coleccionista y de niño, afirma Danchin. El mismo de cuando tocaba en las calles de Misisipi, para poder ahorrar, tener dinero y cantar.

Canciones

  1. Playin’ With My Friends con la Robert Cray Band.
  2. Since I Met You Baby, con Katie Webster
  3. I Pity The Fool, con Buddy Guy
  4. You Shook Me, con John Lee Hooker
  5. Something You Got, con Koko Taylor
  6. There’s Something On Your Mind, con Etta James
  7. Little By Little, con Joe Louis Walker
  8. Call It Stormy Monday, con Albert Collins
  9. You’re The Boss, con Ruth Brown
  10. We’re Gonna Make It, con Irma Thomas
  11. I Gotta Move Out Of This Neighborhood/Nobody Loves Me But My Mother
  12. Everbody’s Had The Blues, con Joe Louis Walker
Este post lo publicamos originalmente en nuestro otro blog El concierto de mi viejo.

Muséum National d’histoire Naturelle – Segunda Parte de la…

8 mayo, 2015 § Deja un comentario


Muséum National d’histoire Naturelle – Segunda Parte de la visita.

Paleontología y anatomía comparada

Día feriado en Francia. El museo de historia natural esta…

8 mayo, 2015 § Deja un comentario


Día feriado en Francia. El museo de historia natural esta abierto. Nunca lo había visitado y me encanta.

Hoy 5 de mayo, cielo,despejado. He esperado,este momento por 6…

5 mayo, 2015 § Deja un comentario


Hoy 5 de mayo, cielo,despejado. He esperado,este momento por 6 meses.

Saint Cloud, the train, the rain, The Eiffel Tower, and me. Cold…

3 mayo, 2015 § Deja un comentario


Saint Cloud, the train, the rain, The Eiffel Tower, and me. Cold day, gorgeous view

In my opinion, this is a great spot for you to have a nice cup…

26 abril, 2015 § Deja un comentario


In my opinion, this is a great spot for you to have a nice cup of coffee without having to deal with the fleck of tourists on Champs Elysées . It’s at Le Petit Palais. Just ask for the restaurant of the museum

Today is the last day for coming to “le salon du livre rare” at…

26 abril, 2015 § Deja un comentario


Today is the last day for coming to “le salon du livre rare” at Le Grand Palais. Besides the undeniable fact that there are many things that I can’t afford, it’s always a great excuse for seeing the gorgeous ceiling glass of the palace.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 151 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: