>El cartero llama tres veces, …y quizás ya cobre por ello…


>

En la publicación de hoy de Libération aparecen en portada varias notas sobre la posible privatización del servicio postal francés. Frente al proceso que se está viviendo en México, me parece interesante ver cómo se desarrolla el caso francés, porque apenas está empezando y se presta, supongo yo, a comparaciones muy interesantes.

Hasta ahora, los correos franceses o La Poste, como la llaman por acá, son una empresa con un 100% de capital estatal. Creada en el lejano año de 1477, los franceses tienen mucho de qué hablar respecto a esta empresa. La Poste no sólo ofrece el servicio de mensajería y entrega de cartas o paquetes, sino que también es un banco. Millones de franceses tienen una cuenta en el banco de La Poste, sobre todo aquellos con menos recursos, pues es el banco que menos comisionas cobra y en el que con mayor facilidad se puede abrir una cuenta.

De aquí la seriedad de la discusión para los franceses. Según el director del organismo, Jean-Paul Bailly, las necesidades de inversión no son viables en las condiciones actuales. Hoy, La Poste es capaz de invertir 300 millones de euros anuales, mientras que, según Bailly, se necesita una cantidad tres veces mayor, por lo menos. Su plan consiste en convertir la empresa paraestatal en una sociedad anónima de aquí al 2010. En seguida, abrirla al capital privado y recaudar entre 2.5 y 3 mil millones de euros al año (2,5 à 3 milliard d’euros par an, según Libération). Así, para enero del 2011, la empresa quedará completamente abierta al mercado.

Frente a este panorama y plan propuesto por Bailly, los sindicatos lo acusan de ser alarmista. Dicen que no toma en cuenta que, por ley, al tratarse de un servicio público, La Poste permanecerá intocable. Al contrario de la propuesta oficial, los sindicatos quieren extender el servicio y bajar los precios: nuevas oficinas en pueblos y villas que no cuentan con una, apertura del banco a los más necesitados, un timbre postal de precio único para todo el territorio francés. Según algunos, sólo la empresa tiene un superávit de mil millones de euros y con la ampliación de los servicios podría conseguirse aún más, pues los gastos serían absorbidos por el gobierno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s