nouilles western


The Good, the Bad, the Weird Le bon, la brute et le cinglé [El bueno, el feo y el loco] Ji-woon Kim (dir.), Ji-woon Kim y Min-suk Kim (guión); Kang-ho Song (Yoo Tae-goo, el loco), Byung-hun Lee (Park Chang-yi, el feo), Woo-sung Jung (Park Do-won, el bueno); Corea del Sur, 120 min.

Mezcle un típico western americano, con mangas japonesas, una pizca de Quentin Tarantino, bucaneros y piratas y obtendrá una excelente película coreana o, si prefierenm un Nouilles Western (en lugar de los legendarios Espagueti Western). La creación es de Ji-woon Kim, quien nos regala con una historia hilarante y exótica. Los personajes más extraños que se puedan esperar nos cuentan una historia de aventuras increíbles, a veces muy violentas, en una atmósfera irreal y de tintes legendarios.

El escenario: década de los treinta del siglo veinte, el desierto de Manchuria, China. El ejército japonés ocupa toda la península coreana y de esa zona de China. En el desierto, una mezcla de cowboys y matones orientales intentan hacerse del mapa que los llevará al escondite del mítico tesoro de la dinastía Qing, enterrado en algún lugar en medio del desierto.

El ritmo del relato es endemoniado desde el principio. Del asalto a un tren, pasamos a tiroteos en un mercado chino, con sus callejuelas estrechas donde se exhiben productos de todo el mundo por vendedores de todas las nacionalidades (clara referencia al interés que ha despertado China desde hace milenios). Continuación con magníficas persecuciones en las que incluso se mezcla el ejército japonés, y lo mismo jinetes a caballo o en motocicleta. El final, una cita del monumento de Sergio Leone, El bueno, el malo y el feo, pero con un desenlace completamente inesperado.

Una película que se disfruta desde todos los puntos de vista: música, fotografía, actuaciones, acción, y sobre todo, mucha imaginación y buen humor. El poder de esta rara joya llegada desde el extremo oriente radica, a mi gusto, en que retoma lo mejor de géneros cinematográficos que hicieron época a ambos lados del Océano Pacífico. También son notorias las actuaciones; cada personaje está lleno de sus correspondientes clichés, y quizás son un poco planos, pero los actores logran trascenderlos, creando héroes y villanos cuyas reacciones son inesperadas.

¡¡Ah, qué alegría, el cine coreano!!

¡¡Pueden ver el corto aquí!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s