Huelga


"Huelga" Debe ser una palabra importante. Se escucha a cada rato. Hoy en Francia hay huelga. El servicio público no trabaja como protesta a las recientes decisiones gubernamentales ayudando a los grandes banqueros, así como exigencias de tipo laboral (revisiones contractuales, actualización de salarios). A diferencia del año pasado, cuando la huelga del transporte público duró poco más de una semana, esta vez me agarró un poco más preparado. Y aunque el transporte público está parado, esta vez tomé mis precauciones y pedí permiso a unos amigos para alojarme con ellos, dentro de la ciudad (recordemos que vivo en la periferia cercana). Había algunas bicicletas Velib y pude rentar una. Con la esperanza de que hubiera un servicio mínimo en los Archivos Nacionales, llegué hasta ellos pero no. Nada.

Y en tanto espero, en un café cercano, una pequeña posibilidad para entrar. Es cierto que protestas de este tipo le hacen más bien a la sociedad que mal. Y no sólo a Francia ni a Europa, sino a todo el mundo. La presión que ponen los trabajadores sobre Nicolás Sarkozy es fuerte y, con el papel que Francia tiene en Europa y en el mundo, algo repercute al exterior. Eso no quita que el capítulo de mi tesis sufra un pequeño rezago. Todo sea por el bienestar social…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s