Berlín II


Berlin, cúpula de la Gemäldegalerie Cuando se piensa en colecciones de pintura en Europa, inmediatamente vienen a la cabeza tres o cuatro: el Museo Británico en Londres, el Museo del Louvre en París y los museos vaticanos. Frecuentemente también se mencionan el Museo del Prado en Madrid o la Galeria de los Oficios en Florencia. Más raramente se menciona el Museo del Hermitage en Moscú. Pero aún más raramente se menciona la Pinacoteca de Berlín o Gemäldegalerie. Y sin embargo, posee una de las colecciones de pintura europea más importantes del mundo.

Esto se debe a diversas razones. La primera y más evidente, a la preferencia como destino turístico de ciudades como Londres, París y Roma. Berlín, aunque es una de las ciudades más visitadas de Europa, no lo es tanto como estas primeras tres. En segundo lugar, porque el turismo que llega a la capital alemana se concentra sobre el patrimonio nazi y comunista que aún queda. En tercer lugar, porque la impresionante colección, fuertemente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, fue repartida entre los estados comunista y occidental alemanes, tomando su forma actual en 1998. Y por último, porque Berlín posee otro complejo de museos que llama más la atención, pues se trata de la colección de piezas egipcias más rica del mundo, donde se incluye el busto de Nefertiti, o el Museo de Pergamón, donde se encuentra com-ple-ti-to el altar de esa ciudad de la Antigüedad y la espectacular Puerta de Ishtar.

La historia de esta colección se inicia en 1815, con la compra de 157 pinturas por parte del rey Federico Guillermo III de Prusia. En 1821 se compraron otros tres mil cuadros y en 1830 la Pinacoteca de Berlín abrió sus puertas al público. Las adquisiciones fueron numerosas, hasta llegar a 3600 cuadros en 1930, año en el que la Galería es alojada en el Museo Bode, al norte de la Isla de los Museos en Berlín. Para protegerla durante la Segunda Guerra Mundial, la colección es dispersada por el país pero se sufren fuertes pérdidas. Finalmente, en 1948, la colección es repartida entre los dos estados alemanes.

El edificio en la que se encuentra actualmente es precioso. Ubicado en la Potsdamer Platz, fue diseñado por Heinz Hilmer y Christoph Sattler. Tras atravesar una habitación hexagonal coronada por una hermosa cúpula, en el centro del museo se encuentra un gran salón iluminado por completo con luz natural y en el que no hay ningún cuadro expuesto. Es un lugar de reflexión y de encuentro entre los visitantes. Alrededor de este salón se encuentran las salas de exhibición, que respetan la organización establecida por el primer director Gustav Friedrich Waagen (1794-1868).Lucas Chranac, Detalle de su Altar con Juicio Final

La colección reúne pintura del Gótico, del Renacimiento en los países del norte de Europa, de Italia (con notables ejemplos de las escuelas florentina y veneciana) y del Barroco. Entre los autores que se encuentran expuestos hay nombres tan célebres como Rafael, Jan van Eyck, El Bosco, Pieter Bruegel el Viejo, Alberto Durero, Lucas Cranach el Viejo, Hans Holbein, Giotto, Masaccio, Botticelli, Mantegna, Tiziano, Caravagio, Van Dyck, Rembrandt, Rubens, Vermeer o Canaletto.

En especial, yo quedé muy conmovido con el cuadro Los proverbios holandeses (Die niederländischen Sprichwörter, 1559) de Pieter Bruegel el Viejo, pues es un cuadro que mi padre me mostraba en México en un libro fantástico de pintura. También fue una gran impresión ver, de El Bosco, Juan de Patmos (Johannes auf Patmos, ca. 1505), con uno de los seres fantásticos que pintaba 500 años antes que Dalí, o el cuadro de Lucas Cranach Altar con juicio final (Flügelaltar mit dem Jüngsten Gericht, 1524)

CIMG1254 CIMG1269 Vermeer, El vaso de vino

Los cuadros son: Lucas Cranach, Altar con Juicio Final, 1524; Joos van Cleve, Tríptico con la adoración de los magos, detalle mostrando a los magos, 1520; Jean Bellegambe, Tríptico con Juicio Final, detalle mostrando la resurrección de los muertos, 1520-25 y Jan Vermeer van Delft, El vaso de vino, 1661-62. Las fotos son mías, aunque usted no lo crea. ¡Y con permiso de los guardias!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s