dibujame un borrego… dijo el principito


DE SAINT-EXUPÉRY , Antoine, Le Petit Prince,
Éditions Gallimard Jeunesse, Luçon, France, 2007

y tù, qué ves en la primera imagen ?
y tú ¿qué ves en la primera imagen? (Elefante en una boa)

Todos veían un sombrero… él vio una boa que había devorado a un elefante.

En medio del desierto del Sahara, y con agua para apenas unos cuantos días, un piloto intenta reparar su nave sin éxito hasta que, en medio de la nada, aparece un pequeño hombre con los cabellos dorados y vestimentas finas.

Este pequeño hombre tiene una historia complicada: resulta que no es terrestre, sino que viene de un diminuto asteroide a millones de años luz de la Tierra donde apenas hay espacio para él, tres volcanes – de los cuales se sirve de uno para sentarse – y una rosa que le ha domesticado. En su tiempo libre le encanta ver la puesta del sol una y otra vez… y como su planeta es tan pequeño, aveces se da el lujo de verlas una tras otra sin parar. Esa es la vida de un principito quien en cuanto hace una pregunta insiste hasta obtener una respuesta, y que ha llegado a la tierra por recomendación de un cartógrafo que ha conocido en sus viajes.

Recomencé a leer este libro otra vez y no puedo evitar recomendarlo, y es que es bueno volver un poco atrás y ver las cosas simples, ver como son en realidad. Esa es una de las enseñanzas que nos da Antoine de Saint Exupéry en este libro titulado “El Principito”.

“Sólo con el corazón se puede ver”

Publicado en 1943, El Principito es un fenòmeno mundial traducido en 160 idiomas y con màs de 80 millones de copias vendidas.

Saint-Exupéry naciò en el año 1900 en Lyon, Francia. Falleciò piloteando un aviòn en 1944.

Le petit Prince
Le Petit Prince (El principito)

Efectivamente, verás -dijo el zorro-. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…

Si tú me domesticas, mi vida estará llena de sol. Conoceré el rumor de unos pasos diferentes a todos los demás. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra; los tuyos me llamarán fuera de la madriguera como una música. “

Compartirlo


5 comentarios en “dibujame un borrego… dijo el principito

  1. Antoine de Saint- Exupèry
    “El Principito”
    Con ilustraciones del Autor

    Capítulo I

    Cuando tenía seis años, vi una vez un extraordinario dibujo en un libro que trataba sobre el Bosque Virgen, llamado “Historias Vividas”. La lámina expresaba nada menos que una serpiente boa tragándose a una fiera. Aquí tenemos la copia del dibujo.

    El libro decía: “Las serpientes boas capturan a sus presas y las tragan enteras, sin masticarlas. Esto, no les permite moverse y duermen durante los seis largos meses en que transcurre la digestión.” Es entonces que pensé mucho sobre las aventuras de la selva y un buen día, tomé un lápiz de color y logré mi dibujo número 1. Era así:

    Decidí mostrar mi primera obra maestra a la gente grande, y pregunté si mi dibujo les asustaba.

    -“Por qué nos asustaría un sombrero?”-, me respondían.

    Pero mi dibujo, no representaba en verdad a un sombrero. Expresaba una serpiente boa que había tragado a un elefante.

    Decidí entonces dibujar el interior de la serpiente boa a fin de que los adultos comprendieran, ya que siempre necesitan explicaciones. Así quedó logrado mi dibujo número 2:

    Me aconsejaron las personas grandes, que abandonara estos dibujos de serpientes boas cerradas o abiertas y me dedicara un poco más a la geografía, la historia, el cálculo y la gramática.

    De este modo abandoné a la edad de seis años lo que pudo haber sido una brillante carrera de pintor. Me encontraba decepcionado a raíz del fracaso de mis dos primeros dibujos. Insisto en que las personas grandes no comprenden nada por sí mismas y es cansador para nosotros, los niños, darles siempre y siempre explicaciones.

    Consideré que debía elegir otra ocupación y aprendí a pilotear aviones, volando así por innúmeros lugares del mundo. Reconozco que la geografía me sirvió de mucho. Al instante podía distinguir China de Arizona; esto es muy útil si uno llega a perderse durante la noche.

    Debo decir, que así fue como a lo largo de mi vida, tomé contacto con muchísima gente seria. He vivido mucho con personas grandes, viéndolas muy de cerca. Aún así, no mejoré en demasía mi opinión acerca de los adultos.

    Cuando encontraba alguna persona grande que me parecía algo lúcida, realizaba la prueba de mi dibujo número 1 que siempre he conservado y conservo aún. Me interesaba saber si verdaderamente comprendería mi dibujo. Sin embargo, siempre me respondían: “Es un sombrero”. Desde ya que no les hablaba entonces de serpientes boas, ni de bosques vírgenes, ni de estrellas. Me ponía a su alcance, hablándoles de bridge, de golf, de política y de corbatas. Así es como se quedaban conformes por haber conocido a un hombre tan razonable.

    Me gusta

  2. Cambie de blog! pero el principito siempre me ha gustado, me encantarían unas postales! uff. Pero vivo en Venezuela😦 http://mabelfx100.blogspot.com/ aqui esta mi nuevo blog, espero me visites alli, igual puedes dejar comentarios!.Colocaré un link a tu blog🙂 esta muy bueno. Pasame tu correo cuando puedas :)Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s