tres elegantes erizos


L'élégance du hérisson

Mona Achache (dir.), Le Hérisson (El Erizo), basada en la novela original de Muriel Barbery, L´élégance du hérisson (La elegancia del erizo), Josiane Balasko (Madame Michel, la concerje), Garance Le Guillermic (Paloma Josse, la niña suicida), Togo Igawa (Kakuro Ozu, el nuevo vecino), Cécile Rousset (secuencias animadas), Francia, Pathé !, 2009, 1h 40 min.

Como siempre, esta es una película que debimos haber reseñado hace ya algún tiempo, por lo menos hace unos tres meses. Pero es una película que vale la pena reseñar en cualquier momento, verla a cualquier hora del día, en cualquier día de la semana, en cualquier época del año.

El erizo (es lamentable cómo la traducción pierde fuerza del original Le hérisson, con esa sonora y ronca sílaba final “sson”, pero qué le vamos a hacer) es el primer largometraje de la joven directora francesa (27 años) Mona Achache. Está basada en la multipremiada y ahora popularísima novela titulada L’élégance du hérisson (La elegancia del erizo) escrita por Muriel Barbery (esperamos que en un futuro incierto hablaremos de esta novela).

La historia se desarrolla en torno a tres personajes, teniendo como escenario el número 7 de la lujosa calle de Grenelle en París. En este inmueble vive Paloma Josse, de once años de edad, niña extremadamente inteligente, con impulsos suicidas. En efecto, ha tomado la decisión de darse la muerte en su próximo cumpleaños e incendiar la casa de sus papás (no sabemos si en este orden) pues considera que el mundo de los adultos es una pecera. La portera, la señora Michel (Josiane Balasko), esconde una doble personalidad: detrás de la imagen de la conserje ignorante y vulgar, se esconde una mujer autodidacta que ha cultivado una gran erudición en literatura y en filosofía. Y Kakuro Ozu, nuevo propietario de uno de los departamentos, viudo, hombre cultivadísimo y refinadísimo, curioso y abierto a todo tipo de intercambios intelectuales. La mecha se enciende cuando la señora Michel y Kakuro citan a León Tolstoi:

carr-s

– Todas las familias felices se parecen.

– Pero las familias infelices lo son cada una a su manera.

No hemos leído el libro de Barbery, pero todas las críticas apuntan a que es muy bueno. La película lo es, pero al parecer Achache la adaptó libremente, y con éxito. Uno de los recursos que mejor le resultaron fue el hecho de cambiar el diario escrito de Paloma (que aparece en el relato original) por una cámara de video casera. En ella, Paloma se dedica a estudiar a sus padres, a su hermana, a criticar sus intereses aburguesados y superficiales. Por lo que toca las actuaciones, la de Josiane Balasko en el papel de la señora Michel, es extraordinario. Actuar como una persona que actúa, contemplar su transformación y sus sutilísimas reacciones frente a los personajes de Paloma y de Kakuro Ozu es muy emocionante. Y en cuanto a Togo Igawa, en el papel de Kakuro, crea un personaje que parece flotar. Todo sonrisas, se mueve y  aparece en escena como si no se esforzara, dejándonos con la necesidad de querer saber más de él. Una de las mejores escenas (que ignoro si está en el original) sucede cuando Paloma y Kakuro se encuentran en el elevador, que constantemente se descompone, y comienzan a hablar en japonés.

Casi completamente filmada en interiores, nunca se siente ningún encierro, ninguna opresión. Las luces, los colores oscuros y, en cierta forma, París, están muy bien mostrados. También se tiene que hacer mención a las secuencias animadas, que son como el detalle más bello de esta hermosa joya. Definitivamente otra de las mejores películas del año. Y ya era tiempo que fuera francesa, dado el hecho de que escribimos desde Francia…

Para ver los cortos (en francés) hacer click aquí, que empieza con esta descripción:

Je m’appele Renée, j’ai 54 ans. Je suis veuve, petite, laide, grasouillete, je corresponde parfaitement à l’archétype de la concièrge d’immeuble.
Je m’appele Paloma, j’ai 11 ans. Depuis très longtemps, je sais que la destination finale c’est lo bocal à poisson. Mais c’est qui est certain c’est que dans le bocal, j’irais pas.

Mi nombre es Renée, tengo 54 años. Soy viuda, de poca estatura, fea, regordeta y mi imagen corresponde perfectamente al arquetipo de la conserje de inmueble.

Me llamo Paloma, tengo 11 años. Desde hace mucho tiempo me di cuenta que el destino de toda persona es una pecera. Pero si algo sé en verdad es que yo no terminaré en una pecera.

2 comentarios en “tres elegantes erizos

  1. Muchas gracias por tu comentario. Yo no he leído el libro… Lo tengo ahí, durmiendo el sueño de los justos, pero ya le tocará su turno. Lo que me gustó fue la sencillez de la historia, que está basada completamente en los personajes y no en las circunstancias que los rodean.

    Tu blog está chulísimo, le voy a pedir a Ratonet (que es el técnico por aquí), que lo agregue a nuestros contactos de blog. ¡Saludos!

    Me gusta

  2. La verdad es que a mi me gustó mucho más el libro que la película (será cuestión de gustos) y disfruté en cada una de sus páginas con las elucubraciones filosóficas de Paloma y el disimulo para sobrevivir dentro de su propia imagen de Renée. Excepcional de principio a fin. De la película me quedo con la música de Gabriel Yared.

    Me ha gustado mucho tu blog, enhorabuena.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s