la verdadera historia de un falso equipo


sri_lanka_national_handball_teamUberto Pasolini (dir.), Sri Lanka National Handball Team (Machan [cingalés, que significa AmistadEquipo Nacional de Balonmano de Sri Lanka, esp.), Dharmapriya Dias (Stanley), Gihan de Chickera (Manoj), Dharshan Dharmaraj (Suresh), Sujeewa Priyalal (Piyal), Sri Lanka, Italia y Alemania, Babelsberg Film, 2009, 109 min.

En septiembre 2004 se celebró en Baviera, Alemania, un encuentro internacional de handball. El evento fue organizado por la Organización de Intercambio Deportivo Germano-Asiático (AGSEP, en alemán). En él participaron algunos equipos alemanes amateurs y una representación de Sri Lanka fue invitada. Para poder viajar al torneo, el equipo se presentó en el Consulado General alemán, sometió una solicitud que contenía, entre otros documentos, una constancia de la Federación Nacional, un permiso del ministro del deporte para representar al país y las solicitudes personales y pasaportes de cada uno de los integrantes del equipo, jugadores y directivos. Como el expediente parecía estar en regla, la visa fue concedida.

Después de jugar algunos partidos en los que fueron literalmente barridos, el equipo asiático desapareció. Los 23 jugadores y el equipo técnico dejó el hotel donde se alojaban y sólo dejaron una nota agradeciendo todas las atenciones que habían recibido. De inmediato, las autoridades alemanas supusieron lo más obvio: los jugadores srilankeses decidían quedarse ilegalmente en Europa. La sospecha se fue confirmando poco a poco. La AGSEP confirmó que los jugadores no conocían el reglamento de handball. Más tarde, el Comité Olímpico de Sri Lanka no sólo confirmó que no existía ninguna federación equipo profesional, sino que el deporte en cuestión era inexistente en aquél país.

Lo que había sucedido fue digno de una película. Al borde de la asfixia por las deudas y por las pésimas condiciones sociales del país, la única opción viable era inmigrar. “Yo no sé cómo es allá. Sólo sé que es mejor que aquí”, dice uno de los personajes al principio de la película. Al no poder hacerlo legalmente, ven una excelenta oportunidad cuando descubren la convocatoria al campeonato en Baviera. Falsifican los documentos, los sellos, las firmas necesarias, reúnen el dinero como pueden y se van a Alemania. Obligados por las circunstancias, deben jugar algunos partidos, tras los cuales, se esfuman. Hasta la fecha no se sabe con exactitud el destino de ninguno de ellos.

Uberto Pasolini realizó una hermosa película sobre este hecho. En un estilo comedia italiana, con mucho realismo, pero sobre todo, con gran sencillez, Pasolini muestra la gran pobreza en Colombo y la gran diversidad de esa sociedad: musulmanes, brahamanes y cristianos tienen que competir con otros inmigrantes provenientes de la India, Afganistán o Pakistán que buscan trabajo o un boleto en algún barco o avión.

dyn004_original_600_452_pjpeg__8664e69153a9357a7d24271767ec0ed7
Escena de la película con la foto "oficial" del equipo

Para ver los cortos (con subtítulos en francés), hacer click aquí.

Para ver los videos originales del falso equipo, hacer clizk aquí.

Algunas páginas que hablan sobre la película o sobre el hecho real:

http://french.imdb.com/title/tt1172522/combined

http://deportesyotrasguarradas.blogspot.com/2007/04/el-equipo-que-desapareci.html

http://www.lemonde.fr/cinema/article/2009/08/18/sri-lanka-national-handball-team-de-la-mystification-comme-sport-olympique_1229484_3476.html

3 comentarios en “la verdadera historia de un falso equipo

  1. Muy buena pelicula, aunque muestra realmente la pobleza y la lucha de muchas personas por mejorar su condicion de vida, aunque eso implique irse de indocumentado.
    El equipo de BALONMANO…. muy gracioso.

    Me gusta

  2. Opino lo mismo que tú Lucelly ^^. Yo acabo de terminar de verla en CineMax y la verdad que tiene su estilo esa peli. Muy realista y conmovedora. Saludos alos autores del blog : D

    Me gusta

  3. Excelente película. Después de verla me motivé para buscar en la web información al respecto.
    Tanta miseria me conmovió. También me divertí y pienso que no dista mucho de situaciones parecidas que se ven en América Latina y en Colombia. El sueño de emigrar, cueste lo que cueste, a pesar de la discriminación, etc.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s