¿quién construyó Tebas, la de las siete puertas?


Ginzburg, Carlo, El queso y los gusanosCarlo Ginzburg, Il formaggio e i vermi. Il cosmo di un mugnaio del ‘500, Turín, Einaudi, 1976, xxxiv, 196 pp.

En la historiografía (ciencia que estudia la historia o también la técnica de la escritura de la historia), uno de los problemas más discutidos y estudiados, y que no se agota, es el papel de las clases populares. Los grandes personajes y los grandes acontecimientos siempre dejan documentos y testimonios a partir de los cuáles se puede realizar una investigación histórica. Una enorme masa anónima de personas no dejó ningún registro. Sin embargo también existieron y vivieron, y tuvieron algún papel en la historia, por mínimo que este haya sido. Muchos autores se han propuesto estudiar el problema con mayor o menor éxito. Este tipo de estudios dieron origen a ramas de la historia conocidas como “historia de las mentalidades”, “historia de las clases subalternas”, “historia de la periferia”, etc.

Carlo Ginzburg (Turîn 1939) es uno de los historiadores más influyentes en la actualidad. Su trabajo se ha centrado en gran parte en el estudio de las culturas populares, en la interpretación histórica, en las herramientas de investigación de la disciplina y la manera en la que la religión es captada. Pero su aportación más conocida es la de la Microhistoria. A Ginzburg se le considera, junto con otros autores italianos (Carlo Cipolla, Giovanni Levi y Piero Camporesi), el fundador de esta disciplina. Estos especialistas se interesan en hechos aislados, concernientes a individuos prácticamente desconocidos. A través de casos límite, llevan la documentación reunida en torno a ellos al límite de la interpretación, lo que les permite ofrecer una explicación y hacer una descripcion de la sociedad.

Il formaggio e i vermi es la obra más conocida de Carlo Ginzburg. En su libro, relata la historia de Domenico Scandella, apodado Menocchio, un molinero del Friuli que nacio alrededor de 1532 y tras dos procesos, murió en la hoguera de la Inquisición en 1600 por sostener ideas poco ortodoxas sobre la creación. Lo que llama la atención del caso de Menocchio es que, este molinero tuvo acceso a un elenco de libros que pocas personas de su clase social y de su oficio hubieran podido tener acceso. Y lo que es más interesante es cómo las interpretó, las ideas que retuvo y las conclusiones que tiró de sus lecturas. De ahí se pueden entrever las tradiciones presentes en la concepción del mundo de Menocchio, así como las contradicciones percibidas por él en lo que le habían enseñado, debía ser el mejor mundo posible.

Al abrir su obra, Carlo Ginzburg utiliza en el exordio una frase de Bertol Brecht . ¿quién construyo Tebas, la de las siete puertas? Es una manera poética de centrar la investigación historica en los individuos anónimos, que supuestamente no dejan huella.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s