hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie, hippie


17 hippies, Concierto excepcional en memoria del vigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín, Teatro de la Ciudad (Théàtre de la Ville), Paris, 14 de novieñbre 2009

Tras la caída del Muro de Berlín, Alemania se ha convertido (¿alguna vez dejó de serlo?) en la referencia cultural de Europa continental. Junto con París, Berlín es la ciudad más activa en el plano cultural. Si París es el lugar de encuentro entre la cultura africana y europea, Berlín hace lo propio entre Europa occidental, central y oriental. Del nuevo impulso que recibió la cultura berlinesa y, por consecuencia, la europea, surgieron cientos de expresiones artisticas gracias a las nuevas influencias, liberadas del comunismo, provenientes de los países ex soviéticos, los del antiguo Telón de Acero y, cómo no, de los Balcanes, así como de Turquía. La música es quizás la muestra más interesante. Por donde quiera que se camine en Berlín o en Frankfurt, la presencia turca y balcánica es el equivalente a la africana en París. Hoy, la cultura alemana y en particular la berlinesa, no puede pensarse sin la presencia de turcos y eslavos. Y de esta combinación nacen expresiones sorprendentes, hermosas, luminosas.

Es así que concibo la música de estos 13 locos que, en escena, abandonan sus propios nombres para llamarse colectivamente “17 hippies“. Este grupo alemán, que apenas acabamos de descubrir, canta y baila en alemán, francés e inglés. Fue fundado en Berlín en 1995 y a su estilo se le conoce de este lado del Rin como Berlin Style. Es, precisamente, una combinación entre cabaret berlinés de los años veintes y treintas, klezmer, unza-unza balcánico, francés de puerto de La Mancha, y una pizca de country y soul americanos. En escena, la locura. Tocan, juegan, gritan, hablan, siguen tocando, bailan, brincan, sin dejar de tocar, provocan al público, aplauden … Una hora cuarenta minutos de pura música acústica: dos violines, un chelo, dos acordeones, un clarinete, una tuba, una trompeta, dos guitarras, un tololoche, flautas y algún otro instrumento, sostienen letras en tres idiomas, sobre todo en alemán, que hacen parecer ese idioma el más festivo, el más alegre y el más tierno de todos los que se hablan sobre la faz de este continente.

Para saber más de esta ENORME banda visitar su página: http://17hippies.de/

Un par de videos de sus rolitas aquí, aquí y aquí.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s