dos metros cuarenta


Instalación de una advertencia de altura máxima

Mientras tomaba mi café de la mañana, en uno de mis cafés favoritos de París, cerca de los Archivos Nacionales en el Marais, hojeaba uno de los periódicos que las patronas ofrecen a los clientes. Era Le Parisien, y en una de las últimas páginas el periódico recomendaba visitar un curioso blog.

Curioso, curioso: ¿puede un camión suicidarse? Esta es la pregunta que busca responder el autor, cuyo nombre desconozco (y no anoté tras leer el periódico en la mañana). Este desconocido autor vive cerca del Arco del Triunfo, al lado de una avenida en la que un puente deprimido ha pasado de ser un simple túnel, para transformarse en un serial tunnel. Todos los mesos, a un ritmo de uno, dos y hasta tres camiones dejan su remolque rebanado. 2 metros cuarenta: un letrero lo advierte. Por supuesto, la culpa no es de los camiones, sino de los conductores, quienes no tienen ningún temor o cuentan con un gran seguro, y se lanzan a destrozar sus camiones. Al parecer, son tan frecuentes estos “accidentes”, que el autor del blog ya puede indentificar, simplemente escuchando, algunos de los detalles: tamaño del camión involucrado, velocidad y cuánto tiempo van a tardar en reabrir la vía.

Hasta apuestas pueden hacerse: ¿cuánto tiempo durará el nuevo letrero? ¿Alguien apuesta? Algunas de las fotos son impactantes, y el blog ha tenido tanto éxito desde que inició (marzo de 2009), que el autor ya cuenta con una red de reporteros. En caso  de no encontrarse cerca, sus amigos, vecinos y demás conocidos se encargan de tomar las fotos respectivas.

“Dos metros cuarenta” o www.2m40.com. Un blog impactante,  es un himno a la necedad universal de los conductores. ¡No se lo pierdan!

Un comentario en “dos metros cuarenta

  1. En la ciudad de México ese problema es cotidiano. Por una parte, porque el departamento de mantenimiento de las vialidades de la ciudad repavimentan encima del viejo pavimento haciendo que el grosor del pavimento aumente varios centímetros mas y por otra parte, por la irresponsabilidad de los conductores de esos vehículos que no calculan el exceso de dimensiones de su carga. Eso ocasiona grandes congestiones vehiculares en horas pico. Se vé que no tienen remedio ni aquí ni allá en París. Baste un ejemplo: http://www.eluniversal.com.mx/notas/457864.html

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s