ratas y escritores


Carmen Boullosa, El Complot de los Románticos, México, Siruela, 2009, 264 pp.

Carmen boullosa es sin duda una de las escritoras mexicanas más importantes e interesantes de nuestros días. Su obra deja perplejo. No contiene referencias seguras o, si se prefiere, Boullosa maneja con una tal precisión y oportunidad cientos de referencias literarias, que el lector inexperto como yo, pues perderse fácilmente. Es el caso específico de este libro, aunque no es el único. Su trama y fondo permiten a la autora hace un recorrido por la historia de la literatura hispanoamericana además de hacer importantes referencias a la literatura universal y europea. La imaginación de boullosa desconcierta. El tono, a lo largo de toda la obra es jovial. Por un lado, esto constituye una invitación para seguir leyendo. Pero por el otro, sin minimizar la calidad de su relato, tal parecería que recurre a un barroquismo que inunda sus páginas, llegando a ser fastidioso.

El complot de los románticos es una gran novela, cuento, ficción, guía literaria, etc., todo al mismo tiempo, por muchos motivos. En primer lugar por el argumento: una asamblea de escritores llamada El Parnaso, debe reunirse para elegir al escritor que será recompensado por la mejor novela del año. Lo que distingue esta asamblea es que todos los escritores que votarán el premio están muertos. La reunión tendría lugar, como normalmente se hacía, en Nueva York. Pero en esta ocasión la sede será cambiada. La única ciudad que se ofrece como alternativa es la de México. Para preparar la acción todos los invitados, se nombró una comisión que será integrada por una escritora mexicana desconocida, otra estadounidense poco menos ignorada y por nada más y nada menos que por Dante Alighieri. sin embargo, debido a algunos accidentes que terminan en la desaparicion de Dante, la Ciudad de México debe ser descartada. Entonces se impone como sede Madrid una de las razones por las que se había elegido la ciudad de México er por primera vez la reunión de El Parnaso en una ciudad hispana. Durante los preparativos vemos desfilar a lo largo de las líneas a autores de todas las épocas y latitudes, pero sobre todo hispanos: desde Nezahualcóyotl, hasta Musset.

El barroquismo de boullosa del que hablábamos más arriba le permite introducir algunos personajes absurdos, cuya utilidad en el relato me parece cuestionable. Tres ratas hablantes sirven de montura a los miembros de la comisión organizadora. Sobre sus lomos atraviesan la frontera entre los Estados Unidos y México. Cada vez que toman la palabra, en especial una de ellas, lo hacen en un tono de broma, rayando en lo ordinario de igual manera que las frecuentes intervenciones de la autora ficticia. Siguiendo un modelo ya usado desde Miguel de Cervantes, Boullosa presenta el libro como si fueran en realidad las memorias de alguien más. Afortunadamente, no cae en la simple imitación y no utiliza una advertencia sobre la identidad del verdadero autor, como Cervantes sí lo hizo.

Quiero insistir en el tono, pues Boullosa construye el personaje de la narradora a través de la autoflagelación. Este personaje es un alter ego de Boullosa,que repetidamente afirma su pequeñez frente a otros grandes y consagrados escritores. Es imposible no relacionar a Boullosa con ese personaje, aún y cuando hay algunas intervenciones de Boullosa misma, en primera persona, como si fueran digresiones entre capítulos estas intervenciones en primera persona se prestan para un juego de protagonismos en los que son comunes gritos y discusiones. Me parece que este es uno de los puntos débiles del relato, pues entre ratas parlanchínas y peleas de una Boullosa bipolar, la chabacanería le gana un gran espacio a la jocosidad

Sin embargo, la riqueza en detalles y en referencias, aunque eclipsada por la complejidad de la línea narrativa, es impresionante. Se encuentran al menos, tres narradores distintos: la desconocida escritora mexicana, Carmen Boullosa y un tercer narrador que retoma el relato cuando la primera se cansa de hacerlo. Por ello, el relato se vuelve inestable y confuso, muchos detalles pierden su fuerza y se diluyen en el bla bla bla de los narradores.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s