sin papa


Nanni Moretti (dir.), Habemus Papam, Francesco Piccolo (Cardenal Melville), Nanni Moretti (el psicoanalista), Renato Scarpa (Cardenal Gergori), Jerzy Stuhr (portavoz del Vaticano), Francia, Italia, Sacher Film, Fandango, Le Pacte, France 3 Cinéma, Rai Cinema, 102 mins.

Pocas cosas deben ser comparables – por lo complicado, exigente y la enorme responsabilidad que contrae – a la de ser jefe de un Estado tan poderoso como la Santa Sede. Además de tener un cargo político, el Papa también es responsable de una iglesia enorme. El hombre que ocupa ese puesto tiene una gran influencia en los asuntos terrenos y los de la fe de millones de personas.

La cabeza de la Iglesia Católica, el Papa, es elegida por un colegio de cardenales llamado Cónclave. El Cónclave se reúne cada vez que se da una “sede vacante”, es decir, cuando ya no hay nadie que ejerza las funciones de Papa. Sólo hay dos casos en los que un Papa puede dejar de serlo: por su muerte o por su abdicación. El nuevo Papa es elegido por una mayoría de dos tercios de los votos de los cardenales reunidos en Cónclave. Los votos son emitidos de manera secreta, y una vez que se obtiene un ganador, las papeletas usadas son quemadas con paja seca, lo que produce humo blanco que sale por el techo de la Capilla Sixtina. El humo blanco es la señal de que un nuevo Papa ha sido electo.

Pero toda esta responsabilidad, toda esta carga, ¿cómo la recibe aquél que es nombrado Papa? Porque el título está hueco sin un ser humano que lo ostente. Moretti plantea un escenario interesante: ¿qué pasaría si el recién electo Papa, después de haber sido electo, no asume el cargo? Es decir, ¿no renuncia a ser Papa, pero no inicia su pontificado?

Moretti imagina una historia que podría ser bastante provocadora. El cardenal Melville (Michel Piccoli), es electo Papa a pesar de sus oraciones. De hecho, las escenas que ilustran la elección, seguro quedarán como una referencia: los cardenales reunidos rezan en silencio pidiendo a Dios no ser electos para el cargo. Cuando finalmente Melville es nombrado vencedor, éste, estupefacto, no atina a decir nada. Como en trance y sin poder creerlo, se deja llevar por los otros cardenales y personal al servicio de la Santa Sede, para vestirse de blanco y prepararse a saludar a la muchedumbre que lo espera ansiosa en la Plaza de San Pedro. El nuevo Papa toma conciencia de su cargo cuando, vestido con los hábitos de su cargo, se encuentra de nuevo con el resto de los cardenales y éstos, en signo de obediencia, ejecutan una reverencia al unísono.

Entonces llega la ruptura: agobiado y en un grito de desesperación, rehusa salir al balcón a dar la tradicional primera bendición. La Santa Sede se encuentra ante un hecho inédito: hay un Papa pero ésto no ha podido ser anunciado. Establecida la historia, llega su primer giro: los cardenales acuerdan llamar a un psicoanalista (el propio Nanni Moretti). La sola posibilidad de que un papa consulte a un psicoanalista resulta en sí misma genial y subversiva. Los primeros momentos de este encuentro ficticio prometen mucho. Sin embargo, Moretti decide tomar otro camino… … que enfría horriblemente todo el cuadro.

Imagen del sitio oficial de la película

La mayoría de los críticos coinciden – y yo con ellos -, en decir que el escenario tipo El discurso de un rey establecido por Moretti se desvanece sin motivo aparente. Puestos a saborear un encuentro entre un improbable tutor – el psicoanalista – y el no menos improbable discípulo – el Papa -, para vencer los mayores temores del segundo, Moretti lanza a las calles de Roma a un Pontífice histérico que busca reivindicar sus deseos de juventud de lanzarse a la actuación, y en cambio encarcela en el Vaticano a un psicólogo que muestra sus dotes como organizador de torneos de balonmano. Y ya.

De verdad es una pena que el intercambio entre ambos personajes se haya reducido a unos cuantos minutos en los que se vislumbraba una historia rica e incendiaria. En cambio, Moretti decide, incomprensiblemente, romper el contacto entre ambos. Una escena rescatable de esta segunda parte tiene lugar en un autobús, donde el cardenal prófugo intenta articular en voz alta sus miedos y aprehensiones. Los pasajeros alrededor, que no tienen la mínima sospecha de quien se trata, lo toman por uno de tantos locos que se encuentran en la calle.

La pérdida de intensidad de la historia se hace más fuerte en el contexto político y social actual. Con una Italia sumida en la más profunda crisis de los últimos veinte años, las alusiones al poder terreno se hacen más que evidentes en la figura de Berlusconi: ¿qué responsabilidad se le puede exigir a alguien que no ve ninguna en su puesto? Y por el otro, la Iglesia Católica, con su jerarquía que se empecina en alejarse de la realidad de sus creyentes y la crisis de credibilidad que se agudiza día a día, tiene una excelente caricatura de ella en la historia de Moretti, por lo menos en la intención.

Vale mancionar el escenario, totalmente recreado en los famosísimos estudios Cinecittà de Roma, que recrean incluso los jardines.

Los cortos los pueden ver haciendo click aquí (en italiano con subtítulos en francés y en ¿flamenco? ¿holandés? ¿…?).
Como suele acostumbrarse, existe un sitio oficial, que se puede ver pinchando aquí.
Pueden leer más sobre esta película aquí, aquí, acá, también acá e incluso acullá.

Un comentario en “sin papa

  1. muy buena tu explicacion sobre la pelicula y de cpmo se desarrollan las elecciones para ser Papa, he leido un evangelio y nada pone de esto, … puede ser que la iglesia se haya separado de lo que un dia dijo un personaje historico llamado Jesus? (daros cuenta de mi inocencia al preguntar y yo os digo que de inocente no tengo nada)
    un placer volver a leeros
    saludos!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s