Bancas públicas


Una de las grandes diferencias entre el metro de la Ciudad de México y el métro de Paris es que en el primero no hay bancas para sentarse para esperar la llegada del tren; eso sin dejar de mencionar que además la espera suele ser mucho más larga en DF que en París. Sin embargo, algo que sí extraño de México son los andenes con piso de mármol, siempre limpios, sin chicles y sobre todo sin el horrible olor a orines que invaden los túneles de la red de metro parisina.

Además en París siempre hay suicidios (o como dicen los franceses : accident voyageur); enfermos o desmayados que detienen el tráfico (voyageur malade); paquetes sospechoso (colis suspect); personas corriendo en las vías (personnes qui courent sur les voies), accidentes técnicos (accident technique); mal funcionamiento de las señales de tráfico (panne de signalisation)  y qué decir de los famosos “movimientos sociales” (mouvement social) -o sea, huelgas- que ya hacen parte de nuestra vida cotidianana. La lista, como podrán ver, es muy extensa.

Aquí los dejo con una fotografía que tomé el 8 de noviembre en la estación Palais Royale Musée du Louvre de la línea 7. No se dejen engañar, todo se ve muy tranquilo y acogedor pero puede significar una espera larga y resignada.

En el interior del  metro de París,  Palais Royale Musée du Louvre de la línea 7
En el interior del metro de París, Palais Royale Musée du Louvre de la línea 7

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s