Quinta dimensión


cinemaSTop-interstellar

Christopher Nolan (dir.), Interstellar, Matthew McConaughey (Cooper), Anne Hathaway (Amelia Brand), Jessica Chastain (Murphy Cooper), música de Hans Zimmer, Paramount Pictures, Estados Unidos, 2014

François Grelet, en un artículo dedicado a Interstellar, dice que para reflexionar sobre el éxito de Christopher Nolan, hay que adoptar un punto de vista sociológico. El éxito que ha logrado este director se puede entender mejor observando las reacciones del público. Grelet interrogó a varios jóvenes estudiantes de cine en París, y lejos de encontrar rechazo a un autor de grandes blockbusters hollywoodianos, Nolan cuenta con mucha admiración: Memento, la trilogía de BatmanInception son los ejemplos más citados de su filmografía y prácticamente todos los entrevistados subrayan la fuerza narrativa de sus películas y el dominio técnico de los efectos especiales.

En lo que a mí respecta, a diferencia de Inception, que me dejó indiferente e incluso decepcionadoInterstellar simplemente me fascinó. No sólo se trata de una película técnicamente hermosa ‒ las tomas, los colores y los efectos especiales son extraordinarios ‒; también la historia,  y sobre todo la música, son excepcionales. A ello se agregan las referencias, pertinentes y elegantes, a 2001, Odisea del espacio, el monumento de Stanley Kubrik: por ejemplo una escena de acercamiento a la estación espacial Endurance, inspirada de la escena de acercamiento del vuelo de Pan Am a la estación orbitando la Tierra en la película de Kubrick; y los dos robots llamados TARS y CASE, cuyas formas se inspiran del famoso monolito negro.

Interstellar_film_-_Endurance_spacecraft

Originalmente, Interstellar iba a ser dirigida por Steven Spielberg, pero por diferentes motivos no pudo realizar el proyecto. El proyecto lo retomó Nolan y, revisó el libreto que había escrito su hermano Jonathan. En esta página se puede ver el libreto original. Las diferencias son importantes y, a mi gusto, los cambios eliminaron varios lugares comunes de la ciencia ficción. Las diferencias más importantes son:

  • Murph es un chico
  • Amelia Brandt y Cooper tienen una relación más apasionada
  • TARS y CASE eran humanoides
  • la misión Lazarus sólo alcanza un planeta
  • una misión china había intentado colonizar el planeta de hielo
  • el doctor Mann no existe
  • no existen los “seres de la quinta dimensión”, más bien la tripulación del Endurance encuentra una nave china del futuro
  • en lugar de comunicarse por medio de la gravedad, Murph y Cooper encuentran una nave abandonada de la NASA que los lleva a la estació
  • Cooper regresa muchísimo tiempo después y no se reune con Murph.

Uno de los aspectos subrayados por Nolan es el consejo científico pedido al astrofísico Kip Thorne, quien además estuvo involucrado en la producción de esta película y es autor de algunas de la ideas que retomó Carl Sagan en su novela Cosmos, posteriormente adaptada al cine. Incluso personalidades como Neil deGrasse Tyson se han tomado su tiempo para comentar la película. Por cierto que Sagan también ayudó en algunos aspectos de la película de Kubrick. Thorne intervino en la concepción del método de viaje a través el agujero de gusano y el diseño de los hoyos negros mediante modelos matemáticos que él mismo desarrolló.

INTERSTELLAR

Además, Thorne logró imponer a Nolan dos condiciones: ningún evento representado en la película violaría las leyes de la física y donde la ciencia no tuviera una respuesta clara, las especulaciones serían representadas rigurosamente basadas en la ciencia y no a partir de la imaginación del escritor. Así, las gigantescas olas en el segundo planeta visitado por la misión Endurance se explican por la fuerza de atracción del hoyo negro alrededor del cual orbita. Teóricamente, no se trata de “simples” olas gigantescas, es la totalidad del océano atraído por el hoyo negro, estático en una columna gigantesca, y la impresión de movimiento es producida por la rotación del planeta.

No es coincidencia entonces que Interstellar me haya gustado tanto.

Algunos críticos se quejan sobre la abundancia de diálogos en la película, y de que el tono es demasiado didáctico. Yo, sin embargo, no creo que los diálogos estorben: al contrario, las complejas teorías de cuerdas, de la relatividad y los hoyos negros están muy bien ilustradas. El final de la película es la parte más compleja de todas, pero durante todo el desarrollo de la historia se alcanza a entender bastante bien las ideas científicas que le dan sustento a la historia. El “espacio libre” al que da lugar la ciencia ficción es ilustrado genialmente: como lo afirma Neil deGrasse, de eso se trata este génerom partir de un cierto número de ideas científicas coherentes y darle espacio enseguida a la imaginación. Y si quedan dudas, sólo hace falta echarle un ojo a este esquema, o a este otro menos elaborado, cuyo original en inglés traduje:

Esquema de tiempo Interstellar

Si eso no es suficiente, en el subreddit de Interstellar se pueden encontrar discusiones y explicaciones detalladas de todos los aspectos de la película, lo que nos devuelve al artículo de Grelet. Es muy impresionante ver todas las reacciones que suscita la película: revisitaciones del póster, diagramas explicativos, larguísimas discusiones y hasta el día a día de TARS. Me gustaron mucho, por ejemplo, estos pósters creados por fans y que fueron publicados primero por aquí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y por supuesto, el otro aspecto que me emocionó profundamente es la música de Hans Zimmer. Cuando era adolescente, mi primer acercamiento al cine de autor fue a través la música. Recuerdo con cariño la música de Zbigniew Preisner para las películas Tres Colores de Krzysztof Kieślowski. O la de Vangelis para Antartica de Koreyoshi Kurahara. La música de Interstellar me recuerda muchísimo a esta etapa de Vangelis: minimalista y en completa fusión con las escenas. Una de las cosas más sorprendentes es que Zimmer compuso la música prácticamente sin haber leído el libreto.

El uso del silencio es el toque genial. De la misma manera que a lo largo de la película el silencio ocupa un lugar importante, puesto que el ruido no puede propagarse en el vacío, hay momento muy delicados e intensos. En particular, una toma de la nave Endurance pasando cerca de Saturno ‒ otra referencia a Kubrick, pues originalmente 2001 debía terminarse ahí y no en Júpiter ‒, y la escena llamada “docking scene”, en la segunda parte, es una de las más emocionantes que he visto.

 Los cortos son por acá:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s