El escultor de Felipe II


Margarita Estella, « Pompeo Leoni. A Sculptor in the Service of the Court of Philip II ». In Leone and Pompeo Leoni. Faith and Fame, 24‑52. Madrid: Coll & Cortés, 2013.

La versión original de esta entrada la publicamos en nuestro blog en français, Lectoolique.

El Greco, Portrait supposé de Pompeo Leoni, huile sur toile, 94x87 cms., collection privée. Source
El Greco, Portrait supposé de Pompeo Leoni, huile sur toile, 94×87 cms., collection privée. Source

En la historiografía especializada, la obra de Pompeo Leoni es frecuentemente considerada como menor, al lado de la de su padre Leone. En este ensayo, Margarita Estella propone revalorar su trabajo mostrando las particularidades de la biografía de Pompeo y los ejemplos más importantes de su obra, casi toda realizada en España (p. 24). El trabajo de Estella es rico en detalles y muy técnico. Sin embargo, la autora da mucho espacio a las relaciones maritales de Pompeo, quizás para subrayar el parecido con su padre, Leone, quien protagonizó numerosos escándalos.

Pompeo_leoni,_medaglia_di_don_carlos_infante_di_spagna
Pompeo Leoni, Médaille de l’Infante don Carlos d’Espagne. Source

Así las cosas, nos enteramos que Pompo mantuvo durante mucho tiempo varias relaciones sin casarse. Al mismo tiempo mantuvo relaciones con dos viudas: doña Estefanía Pérez de Mora, originaria de Sigüenza y viuda de un italiano llamado Francisco. Probablemente se conocieron en Milán. De su primer matrimonio, doña Estefanía tuvo dos hijas: Catalina y Brígida, a las que Pompeo pudo arreglar sus matrimonios más tarde [p. 26]. Pompeo se casó efectivamente con doña Estefanía y tendrá tres hijos: Giovanni Battista (n 1564), Alfonsina Diamante Vitoria (bap. 1571) y Miguel Ángel  (bap. ca. 1573), con quien Pompeo tendra una profunda relación padre-hijo [p. 26]. Por otro lado, Pompeo tuvo otra relación con doña Mariana de Sotomayor. De este romance nació Pedro Leoni de Soto, minusválido (p. 27). Finalmente, deben mencionarse también dos niños nacidos de una relación con una tal Ginesa Villa : Teodora y Pompeo (p. 27).

No se conoce la fecha de nacimiento de Pompeo, pero se calcula que debió haber nacido hacia 1530. Murió en Madrid, el  9 de octubre de 1608. Se conoce muy poco sobre su madre, doña Diamante, mencionada en algunos documentos, como el testamento de Leone y los concernientes a un encargo de retrato al pintor Antonio Moro (p. 25).

Parecería que Pompeo aprendió su oficio en el taller de su padre. En 1549, viajó junto a su padre para trabajar en la corte imperial de Carlos V, en Bruselas (p. 28). Es una lástima que Estella no explique las razones por las cuáles fue persiguido a instancias del Inquisidor General don Fernando Valdés, juzgado en seguida por la Inquisición y condenado a la reclusión en un monasterio en 1558. El emperador Carlos en persona debió intervenir para liberarlo (p. 28).

A pesar de todos esos problemas, Pompeo comenzó lo que puede llamarse su carrera independiente. Se hizo cargo de una serie de retratdos de la familia imperia ya comenzada por su padre (p. 28). De hecho, desde 1557, la princesa Juana, regente de España en la ausencia de su hermano Felipe II, había establecido en un decreto que Pompeo quedaría al servicio de la corte (p. 28).

Pompeo_leoni,_re_filippo_II_di_spagna,_1550-1590_circa
Buste de Philippe II, roi d’Espagne. Source

Tras la instación definitiva de la corte real española en Madrid, Pompeo también se instala. Participa activamente a la vida artística de la corte y, en 1570, contribuyó a la deocración de la entrada triunfal de la reina Ana, cuarta esposa de Felipe II (p. 30). Es el comienzo de una serie de comandas reales que constituirán gran parte de su catálogo. Así, en 1571, recibió la comanda de un pedestal para el arco del relicario de san Eugenio en Toledo (p. 30). En 1574, Pompeo ejecuta el monumento funerario de la princesa Juana de Austra, la única mujer jesuita de la historia (p. 32). Siguen las comandas para la tumba de don Fernando Valdés – el mismo que lo había perseguido en la Inquisición – y la de los padres de éste en 1576 ; la tumba del obispo de Plasencia, la tumba del Canciller de Castilla, don Diego de Espinosa, en 1577 (p. 33-34), etc.

Sus trabajos en El Escorial forman parte de la última etapa de la construcción ordenada por Carlos V en 1563, y comenzada en 1567 (p. 34). En 1573, el arquitecto Juan de Herrera present[o al emperador los planos para el altar principal de la iglesia, en el que serían colocados los bronzes encargados a Leone Leoni. En 1579, Pompeo firmó el contrato de colaboración con Jacome Trezzo y Juan Bautista Comane, para la construcción del altar (p. 35). A pesar del desacuerdo de Trezzo, el contrato estipulaba que las obras serían ejecutadas fuera de España, a falta de materiales y de artistas capaces. También estaba establecido que serían presentados al rey los modelos de los bronzes para pedirle su acuerdo (p. 35). Un documento datado en 1580, especifica que Jacoño Trezzo estaría encargado de la ejecución del tabernáculo de la iglesia, Leoni de los bronzes y Comane de los bronzes y de los mármoles (p. 35).

El trabajo para el altar de la iglesia se retrasó cuatro años debido a las numerosas comandas que Pompeo recibió mientras trabajaba para el proyecto de El Escorial. En 1582, Pompeo volvió a Milán para supervisar los trabajos para el altar (p. 34). Su padre, Leone, en desacuerdo con los términos del contrato, rehusó trabajar con Pompeo. Por esta razón debió ejecutar prácticamente solo las figuras en bronce, con la única ayuda del artista Adrian de Vries, conocido en España como Adrián de Frías (p. 36). Para complicar las cosas, Trezzo fallece en 1589 y al año siguiente el padre de Pompeo (p. 41). Pompeo no terminaría su trabajo que en 1592.

Esculturas-orantes-carlos-v-pantoja-de-la-cruz-el-escorial
Juan Pantoja de la Cruz, Esculturas orantes de Carlos V y su familia (par Pompeo Leoni). Source

En 1597, Pompeo terminó el cenotafio de Carlos V y recibió una nueva comanda para realizar el de Felipe II. Felipe II no alcanza a ver terminado su cenotafio, pues muere en septiembre de ese año y Pompeo termina su trabajo en diciembre. Esas dos obras fueron trabajadas en los talleres de Jacopo Trezzo debido a la urgenica en la fecha de entrega. Pompeo tuvo que trabajar con otros artistas como el sobrino de Jacopo Trezzo, Trezzo el joven, Miguel Ángel Leoni, su propio hijo, Milán Bimercado, Baltasar Mariano, Antón de Morales o Juan de Arfe (¿o Arce?) (p. 44).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s