Después de los atentados


Los parisinos salen a las calles con el propósito de recolonizar sus terrazas y retomar sus vidas normales. Quieren enviar el mensaje de que los terroristas no lograron su objetivo: instalar el miedo. 

La verdad es que en cierta forma sí, si nos afectaron. Sí afectaron nuestro ritmo de vida y sí instalaron el miedo. La ciudad se ha convertido en un gigantesco aeropuerto con controles por todos lados. Hoy entrar a cualquier edificio público toma 10 veces más de tiempo que antes del viernes 13 de noviembre. Muchos establecimientos se han dotado ya de las últimas tecnologías en detección de metales. La Biblioteca Nacional de Francia No escapa a la excepción.
   
 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s