Un dolor innombrable


ImageSébastien Lifshitz (dir.), Les Invisibles [Los invisibles], Zadig Films, Francia, 115 mins.

Durante años y mucha paciencia, Sébastien Lifshitz reunió una colección de fotografías. En ellas aparecen parejas de hombres o de mujeres que son o podrían ser homosexuales: ciertas posturas o cierta ropa denuncia una relación evidente entre los retratados, en otras ambigua. Esa colección le dio la idea a Lifshitz para rodar éste documental.

Se trata de un grupo invisible por dos motivos: son ancianos mayores de 70 años y son homosexuales. Su edad los borra tanto de la sociedad en general como del grupo homosexual, pues los gays son “eternamente jóvenes”.

Y sin embargo, estos hombres y mujeres, sobre todo ellas, fueron protagonistas de la revolución de los sesentas. Fueron protagonistas de la liberación sexual, la conquista del derecho al aborto, la igualdad de género… Fueron revolucionarios, en una Francia que apenas comenzaba a levantarse después de la guerra, en la que la liberación del cuerpo femenino y la asunción de los roles sexuales no eran públicos.

To be captioned by Picture Desk

Una de las virtudes de este documental y que ha sido señalada en diferentes críticas, es la ausencia de militantismo o de posición política. Lifshitz simple y llanamente le da la palabra a los entrevistados. Ahora mismo, en Francia se debate la posibilidad del matrimonio homosexual. Le mariage pour tous, El matrimonio para todos es la reivindicación. Sin embargo, los sectores conservadores y más retardatarios, de todos los credos religiosos y de todos los niveles de la sociedad francesa no sólo han expresado su desacuerdo, sino que también han salido a la calle a manifestarse y ejercen presión por medio de obispos, pastores, rabinos, imams y políticos.

El documental de Lifshitz, debido a la ausencia de posición, demuestra que el amor, la búsqueda de la felicidad, el humor y sobre todo, una actitud natural, abierta y sin culpa hacia sexo no son el monopolio de los heterosexuales, ni del matrimonio, ni de la familia tradicional. Es sencillamente amor.

les invisibles 2

La diversidad de los entrevistados es sorprendente: hay un pastor de cabras, dos granjeras (una de ellas alcaldesa del pueblo donde viven), dos veterinarios, dos pensionados, un artista, ex amas de casa y activistas. Los relatos son a veces cómicos, a veces conmovedores, a veces intelectualizados. Casi todos los entrevistados relatan cómo descubrió su homosexualidad, cómo la aceptó y cuál fue la reacción de su entorno. Hay momentos especialmente intensos: por ejemplo, cuando una de las entrevistadas, madre de tres hijos, explica que antes de asumir su homosexualidad sentía “un dolor innombrable” que sólo desapareció cuando tuvo su primera relación gay.

19423031_fa1

Ese dolor que no tiene nombre se asoma todavía en miles de personas, incluso en sociedades tan – supuestamente – avanzadas como la Europea. Y se convierte en muerte en África, Asia y América Latina.

Pero sobre todo, estas historias recuerdan que el amor homosexual también puede durar; que los homosexuales también llegan a viejos y que la edad no les quita nada de su belleza.

El sitio oficial es por acá y los cortos son por acá:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s